La Provincia crece en Lavapiés

27 de julio. En estos días de julio se han estado ultimando los detalles para poner en marcha una nueva obra social de la Provincia en el madrileño barrio de Lavapiés. Este proyecto responde a la llamada de las prioridades provinciales que hablan de poner en marcha una nueva obra socioeducativa en Madrid que atienda a los niños y niñas en situación de más dificultad. La propuesta que ahora ha cristalizado es fruto de un proceso de reflexión acompañado desde el Consejo provincial ampliado y que se inició hace ya dos cursos.

Lo más destacable de esta nueva obra es que surge como un recurso de Iglesia en la zona, pues en su concreción han participado las parroquias del entorno, muy especialmente la de San Millán y San Cayetano, religiosos de la Congregación de los Camilos, Oblatas, la comunidad de Pepa Torres, Dominicas, Cáritas Diocesana, la Vicaría social de Madrid, y colegios religiosos como el de las Hijas de la Caridad. Trabajaremos en red con todas estas entidades, pero también con los servicios sociales del distrito.

Los destinatarios serán niños y niñas con edades comprendidas entre los 4 y los 12 años que presenten dificultades escolares y provengan de familias desfavorecidas. En concreto, los ámbitos de intervención serán el apoyo y refuerzo educativo, el ocio saludable y las habilidades interpersonales y sociales. Está pensado como un centro de día cuya finalidad sea promover el desarrollo positivo integral de estos niños y niñas. El estudio sociodemográfico elaborado para ponerlo en marcha nos permite anticipar que serán probablemente niños y niñas senegaleses, bangladesís y de etnia gitana.

Muy pronto comenzarán las obras del local alquilado, que se encuentra situado en la calle Abades, número 24, de Madrid, en pleno corazón del barrio Embajadores-Lavapiés. La idea es que en el mes de octubre se pueda comenzar a trabajar con estos niños y niñas.

La coordinación de este proyecto se realizará desde Espiral, pero nace con la pretensión de ser un proyecto de toda la Provincia. Se ha hecho un llamamiento a las comunidades de hermanos, centros educativos y fraternidades de la zona de Madrid. A día de hoy ya han mostrado disponibilidad para participar algunos hermanos y laicos, y esperamos que en breve se puedan sumar más personas.